martes, 12 de septiembre de 2017

Paseo mañanero.....

Hacía bastante tiempo que no salía a pasear un domingo cualquiera por las calles de Madrid, cámara en mano, buena compañía...lo echaba de menos la verdad.

Empiezas a andar y...leches!!  ¡Estoy de suerte! encuentro a unas personas que saben cómo empezó la vida. Sigo mi camino, prefiero seguir viviendo en la ignorancia.


El ambiente de la ciudad mola, el cielo se ve azul, no hay muchos coches en las primeras horas del día...


Primera parada, un cafetito....hay personas muyyyyyy serias desde primera hora.


Decido disfrutar de lo que ven mis ojos,  la "city", sus luces, sus gentes... y hago la foto sin mirar por el objetivo, no me creo que haya quedado tan recta (juro que no la he enderezado) 


Me resulta divertido y decido hacer alguna prueba más, esta vez no hubo tanta suerte, pero me gusta cómo han quedado... sigo disfrutando de la ciudad.



Hago un robado a mi amiguete guaperas, al "Cayetano Ribera" alcalaíno (siento haberte cortado los pies!!! ).


Personas esperando al autobús...


Personas ¿estirando? después de hacer deporte...


Un señor friolero....


Una chica a la que no le gustan que le hagan fotos...


ummmmm....sin comentarios, bueno, sólo haré uno, el perro parece estar tan aburrido como el dueño, y creo que está mirando al desayuno de la mesa de al lado. Han sido dos comentarios al final.


Paramos a tomar una tortilla, quizás la más rica que he comido en un bar... ha sido la más rica sin dudas.  El lugar está tan guarro y tienen tanto polvo en los fluorescentes que hasta le da un encanto especial. Cuidado con la caña que es enorrrrrrrrrme, y con dos sales "achispadillo".


Continuamos el camino y nos encontramos con esta imagen (parecía abducido por la furgo):

Sólo pudimos hacer un par de fotos descolocadas y mal encuadradas, al segundo abrió el portón y empezó a deshacer la cama.

Y no hubo para mucho más.


© Miguel Ángel Santos Hidalgo

domingo, 20 de agosto de 2017

Visita a los campos de lavanda

Es el segundo año que me acerco a hacer fotos a los campos de lavanda, en esta ocasión tuve que madrugar como un campeón, pero mereció la pena. Es una sensación fantástica alejarse de la ciudad, meterse en el campo, disfrutar del silencio sólo interrumpido por los bichitos, ver amanecer, ver cómo el sol va dado vida iluminándolo todo, como si se iluminara un gran decorado.

















A pesar de lo que pueda parecer, hay unos carriles que permiten adentrarse en el campo de lavanda sin dañar planta o flor alguna, así que vamos a seguir cuidado del entorno y respetando las normas para poder continuar disfrutando de esta maravilla en el futuro. 


© Miguel Ángel Santos Hidalgo

jueves, 27 de julio de 2017

Campos de Lavanda: "El equipo A"

En 2017, un comando compuesto por cuatro de los mejores fotógrafos de Alcalá de Henares y alrededores, fueron encarcelados por una foto que no habían cometido. 
No tardaron en fugarse del club de fotografía en el que ese encontraban recluidos.  Hoy, buscados todavía por el Gobierno, sobreviven como fotógrafos de fortuna. Si tiene usted algún problema fotográfico y se los encuentra, quizá pueda contratarlos... El Equipo A"

Mítica serie, ahí va la intro:


Iván, no hace falta decir quién es Murdock!!  ja, ja, ja

jueves, 1 de junio de 2017

"El descanso"

Los últimos años se ha ido sustituyendo al personal de limpieza, que actuaban a diario en las calles madrileñas, por personas con maquinas a la espalda, que con el aire empujan y agrupan las suciedades de la calle, lo malo es que sólo aparecen una vez a la semana.

También podría haber titulado esta escena: "En peligro de extinción".






martes, 30 de mayo de 2017

"El aperitivo"

Me gustan esos bares que aceptan animales... 






No sabía que los pájaros callejeros eran adictos a las patatas fritas.

domingo, 2 de abril de 2017

Rastro madrileño...

Recuerdo cuando mi abuelo nos llevaba al rastro de Madrid algún fin de semana, siempre pensaba que allí sólo había trastos viejos, de hecho, creo que hoy se siguen viendo los mismos trastos que hace treinta años. Sin embargo, ahora tienen su encanto, me gusta ver todas esas cosas antiguas, pensar los años que tendrán, ver como hemos avanzado; me he reído viendo un taladro manual, pensando en el agujero que conseguiría hacer yo con ese aparato, sería del tamaño de un grano de arroz y tendría las manos llenas de llagas.

Lo mejor es ir a primera hora, ver como se van montando todos los puestos, la actividad que hay en cada calle. Encienden el hilo musical, y comienzan a  sonar pasodobles, sevillanas...te sacas un café para llevar, sigues paseando, se forma un grupo de músicos... todo va cobrando vida.

Aquí os dejo algunas fotografías que he tomado hoy y mi breve relato visual...

La mañana empieza con los nuevos carteles del Ayuntamiento, que ocupan media acera... 

 
La gente aprovecha las primeras horas para hacer ejercicio físico...


Ya en el rastro, veo este escaparate y pienso en mi teléfono móvil, su conectividad 4G, la red wifi... ¡la tecnología como ha avanzado!!


¿Qué pondría en estos marcos de cuadros?  


Bolso va bolso viene, en un periquete, todo listo....


Esta tienda me ha encantado, había unos marcos de fotos muy chulos...


Las cafeterías se van llenando de personas que quieren tomar su buen desayuno... (estuve esperando un buen rato a ver si aparecía un "bombón" de verdad, pero me tuve que conformar con esta señora, que me miró con una cara de enfado monumental!!)


Comienzan los conciertos callejeros de música, lo bien que toca esta gente!! y lo bien que se lo pasan haciendo lo que les gusta, y encima se sacan un dinerillo.


Los puestos "a euro, a euro, a euuuuuuuuuuuuro" ¡cómo nos gusta eso de revolver ropa de un lado a otro, yo porque no tenía libres las manos, que sino...! 


Y devuelta a casa, siempre me gusta fijarme en esos bancos donde las personas más mayores descansan de los paseos, o donde simplemente se sientan para observar, hablar...


Pienso dónde estaré yo a su edad....


sábado, 18 de marzo de 2017

Madrid, sus calles, sus gentes....

El estrés de la semana se cura dando un buen paseo. Coges la cámara fotográfica, zapatillas y das un poco de cuerda a los pies.

En esta ocasión no iba pensando nada en concreto, sólo quería andar y liberar la mente. Este es mi relato de hoy...

..."Tierra a la vista" VS "me estoy quedando ciega".



...como siempre, no puedo dejar de pensar en nuestros mayores

(me encanta el señor de la gorra, y la señora con un clinex en la cabeza toda moderna con sus gafas de sol, y qué me decís de la cantidad de bastones que hay)

La soledad de este señor...¿buscada o no?, nunca lo sabré...



...tampoco puedo dejar de pensar en los más jóvenes, en lo fácil que es divertirse sin recurrir a drogas, alcohol u otras cosas poco saludables. 



...un perro me ha sacado la lengua 


...el centro siempre lleno de artistas

(si amplias la imagen, verás que el artista que lleva chaqueta me está fulminando con la mirada...jajaja)

...imágenes que se pueden malinterpretar 


...más artistas, increíble como bailan estos chavales! tenía más fotografías, pero esta con el autobús turístico es la que más me ha gustado "de Madrid al cielo".


...y una vez más, el sol desaparece ¿ya? ¿tan pronto? y es que se han pasado las horas sin darme cuenta



© Miguel Ángel Santos Hidalgo