martes, 25 de octubre de 2016

Utilizando los medios disponibles

Sin lugar a dudas, un objeto necesario para la fotografía en días muy soleados, sería disponer de un buen filtro de densidad neutra. Y como dice el dicho popular: "a falta de pan buenas son tortas", así que cogí lo que tenía disponible, unas tristes gafas de sol, encima una de esas que se ve todo marrón. 

La serie fotográfica no la pongo por vergüenza, pero no quería dejar pasar la oportunidad de mostrar lo divertida que puede llegar a ser la fotografía. Ahí estaba yo dando todo lo que tenía, filtro improvisado de densidad...desconocida, sin trípode, 35mm de objetivo, F8, 1/250, ISO 200 -que tampoco ayuda, a las 8 y media de la tarde, con un sol radiante. La gente seguro que me miraba raro, pero qué importa, yo me lo estaba pasando genial.


También la dejo en color:


Impresionantes vistas en esta fantástica playa cántabra, donde la marea deja al descubierto rocas enteras.


© Miguel Ángel Santos Hidalgo

lunes, 24 de octubre de 2016

Desde mi ventana... #Cantabria #Cantabriainfinita #MarquésdeValdecilla

Ojalá tuviera estas vistas al levantarme todos los días, y no el edificio marrón lleno de ventanas sin vida que tengo enfrente.



O esta otra....



© Miguel Ángel Santos Hidalgo

sábado, 22 de octubre de 2016

Un poco de historia: Ramón Pelayo de la Torriente #MarquésdeValdecilla

El verano pasado tuve la oportunidad de visitar el museo del Marqués de Valdecilla, situado en Solares (Cantabria). La verdad es que su historia es de esas que merece la pena leer. Haciendo un breve resumen, Don Ramón se fue a hacer "las américas", y vaya si las hizo.  A su regreso a España, vivió como un marqués, sí, pero no se conformó sólo con eso, quiso ayudar a su pueblo, distribuir su riqueza entre los demás, sabiendo que todo lo que no sea alma, se queda en la tierra. Así pues, dedicó su fortuna a realizar distintas obras que a día de hoy, todavía son edificios importantes para la zona, como el Hospital Universitario de Valdecilla. Entre estas construcciones para las que colaboró económicamente, cabe destacar: las escuelas de Medio Cudeyo, el Ayuntamiento, el Juzgado, la Casa Cuartel, la Iglesia de Valdecilla, la Universidad Central, el Palacio de la Magdalena, y una de las más importantes, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Dos detalles de los lujos del palacio donde vivía.

Báscula de baño 

Lujoso baño 

Los lujos de la época, son cosas ya comunes en los tiempos actuales, como disponer de agua caliente, una nevera, luz, el agua potable; cosas que ya no valoramos porque las damos por supuestas. 

Mi abuelo siempre decía que cuando se fuera, no nos quería ver llorar, ni vernos vestidos de luto, que el ya no se iba a enterar de nada. Siempre decía que si teníamos que hacer algo, si teníamos que demostrar amor y cariño, lo hiciéramos en vida, cuando de verdad se sienten las cosas.

Creo que Don Ramón vivió de esta manera, disfrutó de todo lo que la vida lee dió, e hizo todo lo que estuvo en su mano para repartir alegría entre el mundo que le rodeaba. Creo que es un ejemplo para todos hoy, y que cada uno en su míni parcela de mundo, puede hacer muchas muchas cosas por los demás. Creo que Don Ramón murió feliz.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Lasaña mixta de carne a mi estilo....

Hacía mucho tiempo que no publicaba una receta, y hoy se ha presentado un día perfecto, ya era hora que hiciera un día de lluvia. Otras ocasiones la he hecho con la thermomix pero hoy apetecía meterse en la cocina y hacerla de forma más artesana. He de decir que se requiere bastante tiempo y paciencia, he tardado unas 3 horas en preparar todo.

Lo primero poner algo de música:

 A State of Trance - Armin Van Buueren

Vamos con los ingredientes (para unas 4 - 6 personas):
Son medidas orientativas, ya que dependerá de que os guste con más o menos relleno, más o menos seca la masa, etc.  A mi me gusta con mucho de todo así que estas son mis medidas:

Sofrito:

- Aceite de oliva
- 250 gramos de zanahorias
- 150 gramos de cebolla 
- 1 diente de ajo
- 50 gramos de pimiento rojo
- 800 gramos de tomate natural (yo he echado un bote de tomate natural)
- 300 gramos de champiñones
Sal, pimienta negra molida, orégano, laurel (a gusto del consumidor)

Carne:
- 750 gramos de ternera picada
- 300 gramos de cerdo picada (yo he decidido picarla en trocitos pequeños). Se puede hacer con pollo, toda de ternera, cómo mas os guste¡

Cobertura:
- 800 gramos de bechamel.
- 300 gramos de queso fundente (yo he usado havarti y mozzarela)

Placas de pasta ya precocida.

Preparación
Lo primero ha sido picar todo con el cuchillito, relajante aunque ha llevado bastante tiempo.

Os dejo un truquito para que no se mueva la tabla de cortar (un incordio siempre), coged un trozo de papel de cocina y haced 4 bolas, las mojáis en agua y colocáis debajo de la tabla en las 4 esquinas. La tabla parecerá pegada a la encimera.

















Recomiendo tener preparados todos los ingredientes antes de empezar a cocinar, así que cuchillo y pica que te pica. Mucho cuidado con los dedos....Y recordad que después de cortar los ajos simplemente echa un poco de agua sobre las manos y el cuchillo sin frotar, el olor desaparece como por arte de magia (este truco se lo escuche a Carlos Arguiñano hace mucho muchos años).



1. Se añade aceite en una cazuela grande y se dora un poco el ajo y la cebolla. Luego añades el resto de verduras: pimiento, zanahorias, champiñon... y ya se sofríe todo junto unos 7-8 minutos, es necesario dar vueltas con una cuchara de vez en cuando. 

2. Se añade el tomate triturado y se sofríe otros 5 minutos más.

3. Añadimos la carne picada y removemos con energía para que se desmenuce e integre con los ingredientes del sofrito. Ahora añadimos la sal, el laurel, el orégano y la pimienta negra molida. 

Damos vueltas de vez en cuando y vamos reduciendo hasta que esté al punto de humedad que nos gusta (yo lo he hecho a fuego lento y lo he tenido más de media hora). Tampoco hay que dejar muy seca la masa porque necesitamos que tenga humedad para luego las láminas de pasta.

En este punto, mientras se hace la carne, hay que aprovechar para recoger un poco la cocina y limpiar cacharros, y sobre todo, para hacer la bechamel (ya no tenía tiempo para más y he de reconocer que la he hecho en la thermomix, también se puede comprar hecha)

4. Comenzamos a montar la Lasaña. Un par de cucharadas de relleno en el fondo y ponemos las primeras láminas. Truco: Yo no sigo lo indicado. Pongo las láminas sin pasar por agua, se humedecen directamente con la carne calentita y las verduras (a mí me gusta más así porque queda más compacta, se evita tener que hervir agua o que tener que tenerlas en agua y luego secarlas). La lasaña una vez cocinada, tiene que quedar sin agua, importante a tener en cuenta. Añadimos cucharadas del sofrito hasta tapar las láminas casi al completo (importante para que queden bien hechas de esta manera, sin haberlas pasado por agua primero). Luego añado una cucharada de bechamel y una loncha de queso. Debe quedar un pequeño hueco entre la pasta porque crecerá al coger la humedad de la carne y cocinarse en el horno.

Se cierra siempre con una lámina, se cubre completamente con bechamel, se añade algún queso: mozzarela, parmesano... y se mete al horno precalentado a 180 - 200 grados durante 20 minutos. Luego gratinar (para que quede bien doradita espolvorear un poco de pan rallado por encima antes de meter al horno)

E voila¡¡ 























(postre recomendado, 20 minutitos de siesta)



¡Bendita siesta!

En Cantabria hay muchos lugares que debes visitar; sin lugar a dudas, Bárcena Mayor es uno de ellos. Pasear por sus calles adoquinadas, observar las casas cántabras típicas, disfrutar de las vistas de la montaña, pasear por las rutas que unen distintos pueblos, degustar un fantástico cocido montañes o un estofado de caza. 

Es tal la relajación que después de una copiosa y fantástica comida, el cuerpo te pide ausentarte un momento, buscar un lugar apartado y doblar un poco la oreja dejando que Morfeo se apodere de tí, aunque sea unos minutos.

A veces no te da tiempo y Morfeo hace de las suyas.






(Hay parque infantil, con unas ventanas con vistas a un pequeño río...que es ideal para ausentarse unos minutos)

© Miguel Ángel Santos Hidalgo